Este sitio web puede utilizar alguans "cookies" para mejorar su experiencia de anvegación Por favor, antes de continuar con su navegación por nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

aceptar
DIARI de Tarragona

Diari de Tarragona

Toda la actualidad de Tarragona

  • TGN
  • REU
  • CAM
  • TOR
  • VEN

QUIENES SOMOS

Luis Sánchez-Friera Presidente-Editor de Diari de Tarragona

‘El diario del futuro está en una gran apuesta por la calidad’

Después de 200 años de historia, el Diari aborda el futuro en medio de un escenario de fuerte competencia de los nuevos medios. ¿Qué tendrá que hacer para seguir adelante?

Vivimos momentos difíciles; a la situación económica de crisis generalizada hay que añadir, en nuestro caso, otros factores en contra difíciles de atajar: la competencia de gran abundancia de medios, el rápido crecimiento de Internet entre los jóvenes, los gratuitos, el cambio de hábitos de lectura y la amplia oferta televisiva. Especialmente, el mundo digital plantea notables amenazas a los medios tradicionales, pero también brinda nuevas oportunidades. La prensa escrita durará siempre si lucha por la independencia posible y realista. Si resiste los asaltos del poder político, económico o de los poderes fácticos. En general, los periódicos que apuesten por una actividad de futuro sobrevivirán y aquéllos que sigan trabajando como siempre, desaparecerán. Nosotros afrontaremos esta etapa con especial exigencia sobre el trabajo de todos y una apuesta fuerte por la calidad, con actitudes más abiertas, y más competitivas, y con los valores fundamentales del buen periodismo: ética, veracidad y profesionalidad. Estamos convencidos que solamente innovando e incrementando significativamente la calidad de nuestro periódico, ofreciendo la respuesta adecuada a los intereses de los lectores, y tomando el tren de las nuevas tecnologías podremos garantizar el futuro.

Un retrato del Diari como empresa.

El Diari tiene las más modernas y avanzadas tecnologías y sistemas informáticos y electrónicos de edición, impresión y gestión de periódicos. Invierte sistemáticamente para dotarse de los mejores medios. Tiene un moderno centro de impresión de Artes Gráficas, con más de 4.000m2, dotado de una rotativa con gran capacidad de producción.


Luis Sánchez-Friera está al frente del Diari desde 1984. Foto: Ninín Olivé

¿Cómo deben afrontar los periodistas esta nueva era?

El periodismo escrito deberá derivar en un periodismo de análisis, y cambiar el criterio de lo último por lo importante. Saber discriminar la información y analizarla para los lectores. Los periodistas deben sintonizar cada vez más con la sociedad, y salir de su propio mundo. Deben acercar el periódico a la calle, entablar un diálogo fluido con el lector y hacer un periodismo más ciudadano, más participativo, y con temas más cercanos a su vida cotidiana como la salud y el medio ambiente. Hacer el periódico más interactivo. Para ello se necesita creatividad, pasión por lograr la excelencia periodística e innovación. Esla calidad de la información laque garantizará una transición segura hacia el futuro. El mayor obstáculo está en el propio cambio que requiere de actitudes nuevas e imaginativas y de fuertes compromisos personales. Aprender a cambiar la vieja cultura, la actitud mental, la programación de la producción y los flujos de trabajo que requiere este periodismo del mañana. El diario del mañana es una apuesta por la calidad y ésta implica tener más talento en la redacción, que es el verdadero ‘CoreBusiness’ de los periódicos y la auténtica ventaja competitiva. Por otra parte, la riqueza de una redacción es su capacidad de generar ideas, enfoques y perspectivas nuevas.

Háblenos del ideario del periódico.

Como empresa informativa tenemos el deber de informar al público con eficacia y libertad. Nuestra característica a esencial es la de tener una personalidad acusadamente provincial, local y urbana, exponente y portavoz de las preocupaciones, intereses y problemas de las Comarcas de Tarragona. Uno de nuestros grandes objetivos es dinamizar la sociedad civil y fomentar el desarrollo de la capacidad de emprendedores. Otra de nuestras ‘banderas editoriales’ es acercar a nuestras ciudades los centros de decisión de las grandes empresas, instituciones y proyectos que configuran la futura Tarragona. También es nuestra prioridad la relación con la Universidad Rovira i Virgili, «promotora intelectual y cultural» de la nueva sociedad de las Comarcas de Tarragona, con un modelo de Universidad que establezca su configuración y sus ventajas competitivas frente a las otras.

¿Cómo ve el futuro de este territorio?

Al margen de la situación actual, Tarragona tiene muchas ventajas competitivas para encarar su futuro con el optimismo quemerece el conjunto de potencialidades que encierra. Pero necesitamos una sociedad civil con gentes capaces de dar pasos adelante y de pensar por su cuenta. Tenemos un poder político con tendencia a ocupar parcelas que no siempre le son propias. Los empresarios deben influir más. La ideología y las ideas que marcan la actualidad están reservadas casi exclusivamente a los políticos profesionales. Son los partidos y sus líderes los que dominan la economía, no los empresarios los que lideran la opinión. A medio plazo, convendría generar una cierta movilización de los agentes económicos para un mejor aprovechamiento de las oportunidades actuales y un crecimiento cuantitativo y cualitativamente superior. Se necesita una acción de promoción activa capaz de atraer empresas nuevas, un verdadero plan de marketing de las diferentes oportunidades de inversión y desarrollo del territorio. Hay que generar las condiciones necesarias para que puedan surgir más empresas para impulsar los pequeños negocios locales, para que surjan más empresarios, para la creación de nuevas actividades empresariales. Otro de los grandes retos de la prensa es modernizar los sistemas de producción.

¿Cómo ha cambiado el Diari desde 1984 hasta hoy?

La prensa es un sector complejo que ha registrado en los últimos25 años una evolución acelerada por la velocidad del cambio y los avances tecnológicos que en él convergen (medios, telecomunicaciones, informática y electrónica de consumo).Imagínese las viejas linotipias o los OCR de los años ochenta, y observe hoy el proceso de producción de un periódico en el que todo es informática y electrónica (edición, pre-impresión, impresión, etc.), con unas plataformas tecnológicas capaces de gestionar la información con métodos flexibles y en tiempo real. El grado de obsolescencia es tremendo, lo que hace que el nivel de inversiones de estos sistemas de producción para que las redacciones trabajen con las herramientas que garanticen la calidad y productividad necesaria sean muy elevadas. Y no hablemos de las artes gráficas para la impresión del periódico en las que las inversiones son de varios cientos de millones de euros.

¿Qué papel tendrá el Diari Digital?

La tecnología está imponiendo cambios rápidos en todos los aspectos de nuestra vida, y muy especialmente en nuestro sector, donde la versión electrónica está experimentando un fuerte crecimiento durante los últimos años, y la tendencia es a seguir haciéndolo. Uno de los retos a los que los periódicos nos hemos de enfrentar los próximos años es la integración de las actuales redacciones con las de otros medios. Pasar de una redacción de papel a una redacción multimedia integrada, que, en mi opinión, requiere abandonar muchos hábitos y prácticas muy arraigadas, y conseguir consolidar una nueva cultura profesional periodística que implica un cambio de mentalidad y un compromiso por rejuvenecer el alma del periodismo de siempre. En la actualidad nuestro Diari digital incorpora los últimos avances del mercado en estas tecnologías y estamos aplicando un plan de mejoras que nos ayude a lograr los ambiciosos objetivos que tenemos en este campo. El nuevo edificio del Diari rediseña con nuevos conceptos un nuevo espacio físico pensado para este tipo de redacciones.

A pesar del pesimismo que domina hoy día todos los sectores económicos y en la industria de la información, ¿observa alguna señal positiva en el sector?

Uno de los signos positivos que veo para nosotros es el hecho de ser local y de saberlo hacer bien tanto en los contenidos como en la publicidad. La prensa provincial y local tiene, en general, más defensas quela nacional. Esto supone pensar de forma diferente a la hora de utilizarlos recursos y de crear una colaboración de los lectores con los medios. La información local se adapta mejor a la localización del lector ya su conocimiento. Los lectores quieren más información local e incluso que sea hiperlocal, más servicios, más interactividad. También la cooperación, las alianzas y las asociaciones estratégicas revelan una tendencia positiva.

¿Qué piensa de la actual situación donde aumentan continuamente los recortes laborales debido al descenso de los ingresos y a la bajada de la difusión?

Lamentablemente el sector prensa no está al margen de la crítica situación económica general y no está acostumbrado a estas presiones ni a necesitar de pronto una gran capacidad de innovación y un nuevo modelo de pensar. Su capacidad para generar nuevos modelos de negocio o para incrementar los ingresos es limitada. Hay que sacar el máximo partido al periódico convencional e invertir en nuevas fuentes de ingresos y alianzas, e incrementando la productividad de nuestros recursos para evitar en lo posible los recortes laborales.



Entrevista publicada en el Diari de Tarragona el 30 de noviembre de 2008

200 años de historia

Diari de Tarragona ha cumplido más de 200 años. Más allá del ritmo siempre rápido de las noticias, este aniversario nos invita a echar una sosegada mirada a este largo tiempo de compromisos,de tradición y progreso. El Diari que nació el 1 de Noviembre de 1808 ha sido testigo dela historia de este territorio, de lo que ha pasado en el país y enel mundo.Dossiglos de existencia es mérito más que suficiente para haberlo convertido en uno de los decanos de toda la prensa española. Esta voluntad de ser espejo de los acontecimientos de cada época se ha basado en el principio de fidelidad al derecho y al deber de informar a los lectores, que son, al final, los últimos soberanos a la hora de juzgar nuestro trabajo. Así, las noticias han buscado el interés de los ciudadanos para, con esa complicidad, convertir al Diari en un instrumento esencial para conocer nuestra historia y comprender lo que ha sido esta ciudad y este territorio. No podría entenderse pues el paisaje histórico,económico y emocional de Tarragona sin el Diari, parte ya de su patrimonio histórico y cultural.La sintonía con esta vieja tierra ,lejos de constituir un lastre del pasado, es un elemento dinamizador de nuestro compromiso con el futuro. Esta mirada a la fuerza que nos da el pasado nos debe estimular para seguir adelante con más energía, si cabe. Han transcurrido doscientos años desde aquellos días de 1808, y hoy el objetivo básico del Diari sigue siendo el mismo: informar de todo cuanto acontece en Tarragona y de lo que sucede en el resto del mundo para ser aún más exigentes en el objetivo de satisfacer las necesidades de nuestros lectores. Hoy nos toca vivir una época de cambios permanentes y a unas velocidades inimaginables hasta hace bien poco.En estos momentos nos obsesiona la búsqueda de un modelo de periódico de pago que proporcione la respuesta adecuada al lector de nuestras comarcas, que abra nuevos caminos respondiendo a esa imperiosa necesidad de cambio que tiene la prensa de pago en nuestro país: producir otro tipo de producto periodístico al tradicional con más y mejores contenidos informativos, adaptados a los intereses de los lectores del siglo XXI. Mentalizados en estos retos que nos plantea la sociedad tecnológica caminamos con entusiasmo hacia el logro de esos objetivos poniendo todos los medios necesarios para alcanzarlos y cumpliendo los compromisos ideológicos y los criterios editoriales que nos han guiado desde hace muchos años. El Diari, apartir de una absoluta independencia respecto a cualquier organización económica, socialodepartido político, seguirá defendiendo sus valores y principios fundamentales que están en la base de nuestra filosofía y gestión empresarial: respeto a la verdad, el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen,el difundir con honestidad la información, y el principio de que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Desde la fidelidad a este rumbo, queremos cambiar el producto periodístico ‘desde dentro’, con una apuesta fuerte por la calidad dentro de un periodismo de servicios, de análisis y de anticipación que explique las claves de lo que pasa y qué pasará y presente un buen espejo de la realidad diaria, que siempre es cambiante, plural y compleja. Con una información más rica, con más profundidad, con mayores vivencias y detalles de lo ocurrido; con mayor análisis de los hechos,más y mejor situada en su contexto; y sobre todo, con unas reflexiones y opiniones de personas relevantes que ayuden a comprender la trascendencia de los acontecimientos relatados. Llegar a estos 200 años de noticias y de memoria no hubiera sido posible sin el esfuerzo de tantas y tantas personas que han construido día a día, piedra a piedra, este gran periódico. A todos ellos, mi agradecimiento.